Seguramente a lo largo de tu vida hayas ido a muchas entrevistas de trabajo y quizá no seas consciente de la existencia de este tipo de preguntas o simplemente pasan tan desapercibidas que no las sabes reconocer. Estas son las preguntas trampa. Preguntas con una finalidad muy distinta a lo que tu realmente crees.

Preguntas trampa más comunes

“Háblame de ti”

Esta pregunta es decisiva, aquí el entrevistador quiere ver cómo te expresas, si tienes seguridad en ti mismo y sobre todo qué puedes aportar a la empresa. Escuchando y observando, el entrevistador podrá ver si puedes encajar en el tipo de perfil que busca la empresa y si su cultura empresarial podría ser la tuya.

“Descríbete en tres palabras”

Creo que no hay entrevista que no incluya esto. Al igual que en el anterior ejemplo, el entrevistador quiere saber si encajarías en la empresa. Prepárate bien antes y elige adjetivos que además de realzar lo mejor de ti, aporten valor a la empresa.

“Dime tus puntos fuertes y débiles”

Aquí el entrevistador quiere conocer tu parte negativa, aquellos rasgos de tu actitud que podrían ser un problema para la empresa. Respecto a tus puntos fuertes; elige aquellos que sean útiles para tu día a día en el trabajo. Deben ser realistas y prácticos, no excesivamente genéricos. En cuanto a tus puntos débiles, tienen que ser debilidades no muy importantes y fácilmente solucionables. Es decir, nada más explicar tus debilidades haz hincapié en que eres consciente de ellas pero estás tratando se superarlas o solucionarlas. Deja ver que no son ningún problema para tu día a día y que sabes cómo controlarlas.

“¿Por qué quieres cambiar de empleo? O ¿Por qué dejaste tu compañía anterior?”

Estas preguntas tienen la misma finalidad que “dime tus puntos fuertes y débiles”. Buscan conocer tu parte negativa. Saber si no aguantas mucho en la misma empresa, si tienes mala relación con tus jefes…

“¿Por qué te interesa este puesto?”

El entrevistador quiere conocer tu grado de interés por la empresa, si es un interés real o si es una de las muchas entrevistas que haces sin un interés especial. La mejor respuesta a esto es “este puesto se ajusta perfectamente a mis capacidades y a lo busco, estoy completamente motivado y creo que puedo aportar mucho a la compañía”

“¿Cuál es tu mayor logro?”

Con esta pregunta, el entrevistador quiere conocer qué cosas te apasionan. Ver si realmente tu trabajo te motiva lo suficiente, si te sientes orgulloso y satisfecho al lograr tus objetivos. Esta pregunta pretende averiguar si eres una persona que suele tener alta motivación o por el contrario eres conformista.

“¿Dónde te ves en cinco años?”

El entrevistador busca conocer si tienes intención de permanecer mucho tiempo con ellos o solo estás de paso. Si quieres que te contraten, independientemente de tu pensamiento real, responde con “aquí es donde me gustaría verme en cinco años, el tiempo te permite estar completamente implicado con la empresa y hacer grandes cosas y eso es justo lo que quiero”

“¿Cuál es el sueldo que buscas?”

Mucho cuidado con esta pregunta. El entrevistador ya sabe qué salario se va asignar a tu puesto e independientemente de lo que responsas, el salario ya está establecido. Por lo que te recomendamos que no des una cifra concreta, se ambiguo en tu respuesta. Truco: intenta informarte del salario medio para ese puesto, en internet puedes encontrar fácilmente esta información.

¿Qué te han parecido nuestra selección de preguntas? ¿Cuáles añadirías?

×
Puedes contactarnos usando WhatsApp. Estaremos encantados de atenderte.
×
¿Quieres que te llamemos?