Networking: cómo ser el crack de los contactos

Hoy te traemos la guía más completa del networking más actual. La forma en la que nos comunicamos socialmente va cambiando por lo que es lógico que la forma de hacer networking también. Conseguir el éxito de tu empresa depende en gran medida de los contactos laborales que tengas; por lo tanto, ser bueno haciendo networking es fundamental.

Coworking y Networking: conceptos clave para todo emprendedor

A día de hoy existen dos maneras de hacer networking:

  • Offline: talleres, eventos, afterworks, ferias…. todo lo que sea de forma presencial.
  • Online: a través de redes sociales como Linkedin, eventos online, foros…

Aunque la forma de interactuar es algo diferente en ambos casos, los objetivos son los mismos:

  • Mostrar tu producto
  • Crear relaciones comerciales
  • Encontrar nuevos partners, proveedores o clientes
  • Nuevas oportunidades de negocio, brainstorming…

La técnica de la hormiga

¿Recuerdas el cuento de la cigarra y la hormiga? Mientras la cigarra solo dejaba pasar el tiempo, la hormiga iba haciendo acopio de provisiones para el invierno; poquito a poco pero siempre avanzando.

Te propongo seguir esta misma técnica. Ser un crack del networking no es algo que se consigue de la noche a la mañana sino que es más una cuestión de práctica que se logra poquito a poco pero sin dejar de avanzar.

Trabaja en tu marca personal

Todos tenemos una marca personal, hay personas que son conscientes de ello y la sacan todo el partido; y otras, ni siquiera saben que la tienen.

La marca personal consiste en considerarse a uno mismo como una marca comercial cuyo objetivo es diferenciarse del resto con unas características determinadas que nos ayuden a conseguir el mayor éxito posible.

En resumen, construirte y venderte como si de una empresa se tratara. Tu esfuerzo y tu trabajo diario tienen que ir enfocados en esa dirección.

Ejemplo: yo me llamo Lola Olmedo; pues desde YA!, soy Lola Olmedo S.L. mi propia marca la cual debo conseguir que brille con luz propia en todos los aspectos.

¿Cómo puedes conseguir esto? Con pequeñas acciones diarias y constantes al igual que hacía la hormiguita de la fábula. Estar presente en redes sociales, publicar buen contenido, escribir artículos de interés 😉 participar en foros, cuidar la imagen que muestras o el lenguaje utilizado. También te convendría averiguar cuáles son tus fortalezas y explotarlas. Realiza un DAFO de ti mismo y analízalo.

Dirígete al nicho de mercado que más te pueda valorar

Esto puede parecer irónico pero no lo es. Saber elegir el mercado al que mejor se ajuste tu perfil es clave para lograr tener éxito haciendo networking.

¿Quién crees que valorará más una nueva marca de sopa? ¿Una empresa del Caribe o una que esté en Noruega? A lo mejor esa sopa tiene el premio a la mejor sopa del mundo pero en el Caribe… difícilmente la valorarán.

Mantén la relación con tus contactos

Esto es quizá lo más difícil de hacer. Suele pasar que asistes a un evento y conoces a gente muy interesante; en ese evento todo es motivación y nuevos proyectos y tres días después, se acabó. La rutina sigue y no encuentras momento de escribir o llamar a tus nuevos contactos o directamente los quehaceres diarios hacen que se te olvide. El networking no habrá servido para nada…

Mi sugerencia es que crees un Excel con los contactos del evento y pongas una anotación sobre cuándo debes llamar o escribir y lo sigas como si de tu trabajo se tratase. De esta forma te asegurarás seguir manteniendo el contacto al menos las primeras semanas que es cuando empezará la fase de ver qué relaciones merecen la pena y cuáles no. Una vez pasadas esas primeras semanas ya todo continuará de forma natural y no será necesario seguir el Excel tan a rajatabla.

Si te ha resultado interesante este artículo déjanos un comentario. Nos alegrarás el día!

A continuación tienes algunas ideas que también podrán ayudarte en tu próximo networking:

 

×
¿Quieres que te llamemos?
Abrir chat