Para escribir este artículo y poderos explicar cómo es un día cualquiera en un coworking, me voy a basar en mi propia experiencia y en lo que observo a mi alrededor.

Mi jornada empieza a las 09:00, no madrugo demasiado ya que el coworking en el que trabajo está muy cerca de casa. Sí, puede elegir el coworking que mejor me convenga (ventajas de coworker). Dejo mi bicicleta en el aparcamiento y subo al centro. Enciendo el ordenador y pongo el hilo musical. Empiezan a llegar los primeros coworkers, les pregunto qué música les apetece escuchar hoy. Empiezan a animarse y a tararear sus canciones favoritas. Después de un rato de debate y risas, decidimos poner “éxitos del año”. “Yo no quiero nada malo, no, no, no…”

Mientras algunos coworkers llegan, otros toman café contándose las batallitas del día anterior, el centro se llena de vida. Desde mi puesto de trabajo observo lo que me rodea y me gusta lo que veo 🙂

Es genial pasar tu jornada laboral en este ambiente. Desear que sea lunes, venir cada día contento al trabajo porque sabes que te lo vas a pasar bien. Estoy en el lugar donde quieres estar con personas que más que compañeros de oficina son amigos (en un coworker compartes tu día con personas tan distintas que es muy enriquecedor).

A media mañana llega al centro alguien que ha alquilado la sala de reuniones para hacer entrevistas de trabajo. Poco después empiezan a llegar los primeros candidatos, son muy jóvenes, parece que es su primer empleo. Les observo, llegan nerviosos, se sientan en los sofás de las zonas comunes mientras esperan. Cuando ven el “buen rollo” que hay, comienzan a relajarse y sonríen. Un alto porcentaje de coworkers son millennials y se nota esa alegría especial y energía que transmiten.

Sigo escribiendo mi artículo durante un buen rato. Estoy tan concentrada que me olvido de comer. Vienen a buscarme algunos coworkers. Cada día comemos juntos en una de las salas. Ese momento del día es genial, risas aseguradas y conversación variada. Una publicista, un abogado, una psicóloga, un programador y un arquitecto compartiendo mesa… de aquí solo pueden salir temas interesantes 🙂

Transcurre la tarde, estoy a punto de publicar mi artículo y me surgen algunas dudas con el posicionamiento SEO. ¿Qué hago? En ese momento viene Rubén con su café, ¡he tenido suerte! es experto en SEO. Despeja todas mis dudas en apenas cinco minutos. Un cuarto de hora después, tengo mi artículo terminado y publicado 🙂

Hoy la jornada ha terminado y ya voy de camino a casa, voy contenta recordando las aventuras del día y deseando que llegue el día siguiente. Definitivamente, ¡me encanta trabajar aquí! 🙂

Esto es solo un pequeño resumen de lo que es un día en un coworking. ¡Os animo a probarlo y compartir vuestra experiencia!

Más info en www.oficinasya.es o en el 91 829 85 00

 

Puedes contactarnos usando WhatsApp. Estaremos encantados de atenderte.
Powered by
×
¿Quieres que te llamemos?