España, al igual entre otros muchos países está pasando por una intensa crisis a consecuencia del coronavirus. Esta crisis sanitaria  está teniendo un innegable impacto en la economía global y en la actividad de las empresas.

A diferencia de otras crisis, en esta ocasión a penas hemos tenido tiempo de prepararnos para lo que se nos venía encima. Hemos pasado de venir a la oficina con normalidad a de repente tener que trabajar en casa, vernos en un ERTE o convertir nuestra empresa en un bunker con millones de medidas de higiene.

Esta situación tan repentina nos ha pillado a todos desprevenidos por lo que hemos tenido que tomar decisiones importantes casi sobre la marcha y esto ha derivado en que en algunos casos nos  hayamos encontrado con problemas que no esperábamos. ¿En qué situación se encuentra tu empresa? ¿Cómo afrontas esta nueva situación?

Teletrabajo: ¿estamos preparados?

  • Desde el punto de vista psicológico

Trabajar en casa no va a ser fácil desde el punto de vista psicológico, según avancen los días nos va a costar más mantener la rutina y la productividad y cada vez nos distraeremos con más facilidad. Es por esto que es muy importante tratar de mantener casi los mismos hábitos que teníamos trabajando en la oficina. Madruga, quítate el pijama, trabaja solo durante tus horas habituales, realiza pequeños descansos, abre ventanas o sal a la terraza, toma tu café de forma habitual y cuando finalice tu jornada, prohibido mirar el correo de trabajo. DESCONECTA. Que se note la diferencia entre el momento “trabajo” y el momento “fin de la jornada”.

  • Desde el punto de vista tecnológico

¿Cuentas con los medios tecnológicos suficientes? Como hemos ido viendo estos días, muchas empresas han tenido problemas con el teletrabajo, la red les daba problemas para soportar su tráfico, se colapsaba, les fallaba la nube…

Ahora que ya ha pasado el “shock” inicial, revisa con tu informático tus equipos y conexiones. No sabemos lo que durará esta situación por eso este es el momento de tener al día nuestros equipos. Revisa el servidor, haz copias de seguridad, contrata más megas de fibra, instala programas de video llamada…

Tu Oficina va a permanecer abierta: ¿qué medidas se va a tomar?

En Oficinas YA! Somos un claro ejemplo de esto ya que nuestros centros permanecen abiertos. En nuestro caso, llevamos unas cuantas semanas “preparándonos”. Creando “fases de actuación” para mantener la seguridad de nuestros trabajadores y coworkers. Adaptando nuestro día a día para poder desempeñar nuestras funciones con la máxima normalidad posible pero dentro de una mayor seguridad para todos.

Si tu empresa es de las que va a permanecer operativa, merece la pena que dediques tiempo a valorar las medidas a adoptar. No solo medidas higiénicas sino respecto a todo lo demás. Intenta ver más allá de estos meses y trata de adelantarte a las posibles consecuencias que esta situación pueda tener. Piensa en tus clientes actuales, ¿seguirán siendo clientes en dos o tres meses? ¿tu mercado será el mismo después de esto? ¿y las necesidades que tendrá tu empresa? Ahora que quizá tu actividad habitual se haya visto reducida, aprovecha el tiempo para marcarte un buen plan de acción. Consejo: ten siempre un plan B que puedas poner en práctica casi de un día para otro.

No tienes más remedio que hacer un ERTE: ¿cómo afrontarlo?

Muchas empresas se han visto advocadas a tener que “despedir” a sus trabajadores. No es un despido total como tal puesto que es algo temporal debido a la situación que vivimos pero aun así es algo complicado de gestionar. 

Antes de tener que llegar a la opción del ERTE, intenta ver con tu gestoría qué otras posibles soluciones puedes tener. Quizá una excedencia, adelantar el periodo vacacional, una reducción de jornada, teletrabajo… intenta dejar la opción del ERTE como ultimísimo recurso. Si ya has valorado todas las opciones posibles y aun así no te ha quedado más remedio que decantarte por esta opción, procura que sea lo menos dramático posible tanto para tus trabajadores como para ti. Esta crisis pasará (esperemos que dentro de no mucho) y tu negocio volverá a estar en activo. Tus trabajadores volverán a formar parte de la empresa y por ello conviene pasar este trance de la mejor forma posible. Todos debemos ser conscientes que la mejor solución es la unidad y la solidaridad, el ponerse en el lugar del otro porque ante este virus, todos somos iguales.

Y como se suele decir, lo que no te mata te hace más fuerte y de esta crisis saldremos todo fortalecidos, habiendo aprendido grandes lecciones y no olvidemos que: ¡Ya queda un día menos! 

×
¿Quieres que te llamemos?