Negociar, esa palabra que nos pone en guardia en un segundo, que nos hace sentir tensos… que requiere de toda nuestra atención… Desde niños negociar forma parte de nuestro día a día y a pesar de llevar “practicando” años, ese momento siempre es complicado.

Hoy os vamos a dar algunas pautas para que negociar se convierta en algo más llevadero, poniendo en práctica estos trucos, todo resultará mucho más sencillo.

1.BUSCA UN TRATO JUSTO. Para que un trato funcione, ambas partes deben quedar satisfechas, si esto no se cumple, el trato no durará mucho y terminará rompiéndose.

2.UN BUEN CARÁCTER ES FUNDAMENTAL. Una negociación puede resultar muy estresante o alargarse demasiado en el tiempo, es por esto que mantener un buen carácter es crucial, tener paciencia, no precipitarse, mantener la mente abierta, ponerse en el lugar del otro… y siempre tranquilidad y organización.

3.SI DUDAS, BUSCA UNA ESCAPATORIA. Si la negociación se está complicando y te sientes bloqueado sin saber cómo salir del paso, siempre puedes recurrir a la excusa de “esta decisión no depende de mí, tengo que consultarlo”. Simple y efectivo, eso hará que ganes tiempo.

4.NO TE APRESURES. Aunque estés deseando que todo termine para sentirte libre, si el resultado no es lo que esperabas, no te comprometas, espera y gana tiempo. Aunque la persona que tengas delante te presione, mantén la cabeza fría y date tiempo.

5.DOS MENTES PIENSAN MEJOR QUE UNA. Consejo realmente valioso, cuando un problema ocupa toda tu atención puedes llegar a bloquearte y no saber cómo seguir, la opinión de una segunda persona puede darte otra perspectiva y ayudarte en tu bloqueo.

6.CONOCE A LA PERSONA QUE TIENES ENFRENTE. Antes de sentarte delante de él, haz los deberes, averigua todo lo posible acerca de esa persona, sus fortalezas y debilidades.

7.VISUALIZA TUS OBJETIVOS. Antes de comenzar a negociar, ten claro lo que quieres conseguir y hasta donde estás dispuesto a ceder.  Sí o sí, en toda negociación ambas partes ceden, por eso es importante antes de comenzar, que tengas claro, hasta donde estás dispuesto a llegar.

8.NO NEGOCIES TODOS LOS DETALLES EL MISMO DÍA. Durante la primera toma de contacto, concéntrate en averiguar en qué puntos estáis de acuerdo y en partes la negociación se va a complicar. Ve poco a poco y dosifica energía mental, si os está costando poneros de acuerdo en un punto, déjalo para otro momento. No merece la pena arriesgarlo todo por querer terminar pronto.

9.ESTABLECE UNA ESTRATEGIA DE NEGOCIACIÓN. Imagina todos los escenarios posibles y anticípate a cada uno. Haciendo esto evitarás sorpresas innecesarias  y sabrás lo que debes hacer en cada momento.

10.BUSCA INTERESES COMPARTIDOS. Intenta un acercamiento con la persona con la que tienes que negociar, busca puntos comunes, intenta que tu objetivo final sea lo más próximo posible al objetivo de la otra persona.

11.ARGUMENTA CON HECHOS. No te dejes llevar por tus emociones, lo mejor para derribar muros son los hechos.  Se racional y ten sentido común en todo momento.

12.COMPROMÉTETE. La persona con la que debes negociar, tiene que sentir que tu compromiso es firme y que de una forma o de otra, haréis un buen trato. Esto es la base de la confianza, un compromiso firme y una buena voluntad.

13.SÉ UN BUEN COMUNICADOR. Utiliza un lenguaje corporal adecuado. Pregunta tantas veces como sea necesario, deja hablar a la otra persona, parafrasea lo que dice, así te asegurarás de que comprendes exactamente lo que la otra persona necesita. Intenta reducir la tensión con buen humor, aunque no estés de acuerdo con lo que te sugiere la otra persona, agradece su punto de vista y trata de argumentarle el tuyo, hazle entender por qué tu punto de vista es el correcto. Se diplomático en todo momento.

Y… como diría Vito Corleone… “No es personal, solo son negocios”. ¡Feliz semana!

×
¿Quieres que te llamemos?
Abrir chat