En el mes de la mujer vamos a centrarnos en la mujer emprendedora y en cómo los coworkings contribuyen a mejorar la conciliación la vida familiar y laboral.

Cada vez somos más mujeres emprendedoras y como a todo emprendedor, no nos resulta nada fácil poder hacernos un hueco en el mercado laboral; esto, sumado a la dificultad de conciliar con la vida familiar, hace que emprender sea un objetivo casi imposible.

Cuando comenzamos un proyecto no solemos disponer de mucha liquidez por lo que nuestro punto de partida suele ser trabajar en casa. Pensamos que tener nuestro negocio en casa es la mejor opción para ahorrar gastos y conciliar vida laboral y familiar. Pero, ¿cuántas veces os ha pasado que estáis tratando de buscar solución a algo o tratando de avanzar en una determinada tarea y perdéis el tiempo con distracciones? El teléfono que suena, vuestro hijo que interrumpe o un vecino que se presenta en vuestra casa… las posibilidades de distracción son infinitas.

Una buena alternativa a esto son los espacios de coworking enfocados a favorecer el crecimiento profesional de los emprendedores. En los coworkings se potencia y refuerza el papel de la mujer como emprendedora facilitando la conciliación laboral y familiar.

En los coworkings los emprendedores pueden elegir la mejor forma de llevar su negocio: tienen la libertad de escoger cuándo, cómo y dónde trabajar. Poder tener esta flexibilidad convierte a los coworking en la solución ideal para conciliar vida laboral y familiar.

Si eres emprendedora, ¡no lo dudes! OFICINAS YA!

×
¿Quieres que te llamemos?