Cuando buscamos trabajo, una de las cosas que más nos frustran es pensar que nuestro currículum quedará olvidado entre los miles que reciben las empresas y aunque sabemos que somos lo que esa empresa necesita, es posible que no nos contraten porque ni siquiera se habrán parado a leer nuestro currículum.

Para evitar que nuestro currículum pase desapercibido, tenemos que prestar especial atención a los siguientes consejos:

1.Solo una página. Condensar nuestra vida en una página es difícil, lo sabemos, pero hay que hacerlo, podemos omitir nuestros primeros años de educación, o los empleos que no tienen relación directa con ese puesto.

2.Ortografía perfecta. Debemos revisar mucho este punto, además de evitar errores gramaticales, tenemos que tener cuidado con no tener doble espacio entre palabras, párrafos justificados y otros sin justificar…

3.Tiempos verbales cronológicos. No podemos mezclar tiempos verbales, cada frase debe llevar una correlación con la siguiente.

4.Evita los pronombres en primera persona. No utilices “yo” o “mi”.

5.Nunca envíes tu currículum en Word. Siempre usa PDF.

6.Nombra tu currículum de forma correcta y formal. No lo llames “CV” o con el nombre que te aparece por defecto al guardar el archivo. Utiliza algo como: Nombre Apellido CV.pdf

7.Adapta el formato a cada empresa o sector. Lo habitual es ordenar tu experiencia por orden cronológico, pero no siempre es lo correcto. Imagínate que vas a presentarte a una vacante de “Director de Hotel” y en tu anterior empresa desempeñaste ese cargo pero ahora llevas tres meses trabajando en otro sector, si como primera experiencia destacas tu puesto de “Director de Hotel”, es mucho más fácil que se fijen en ti que si lo primero que ven es un empleo en un sector que nada tiene que ver.

8.Asegúrate de que sea legible. Elige un tipo y tamaño de letra que sea atractiva a la vista, formal, pero no obsoleta, que invite a leer tu currículum. Cuidado al mezclar negrita con cursiva, guion con puntos…

9.Demuestra en cifras tus éxitos laborales. No te limites solo a describir tus logros, apóyalos con datos, porcentajes, cifras…

10.No incluyas referencias laborales. El currículum es una primera toma de contacto, cuando llegues a la entrevista ya tendrás ocasión de mostrar tus referencias.

11.Solo expón los puestos de trabajo relevantes. Tu experiencia como becario, tus primeros trabajos… esa información puedes omitirla si no tiene relación con el puesto al que estás optando.

12.Destaca lo que te hace diferente. Si tienes un punto fuerte, destácalo.

13.Adapta tu currículum tantas veces como sea necesario. Aunque dediques una o dos tardes a ello, merecerá la pena.

Y lo más importante de todo, nunca pierdas la esperanza, no te desanimes si tardan en llamarte, un buen trabajo previo a una entrevista, siempre se verá recompensado. ¡Feliz semana!

×
¿Quieres que te llamemos?
Abrir chat