Si eres de la generación X, seguramente la mayor parte de tu vida hayas vivido periodos de gran estabilidad laboral donde lo normal era permanecer años y años en la misma empresa. Buscabas un trabajo y en apenas unas semanas lo encontrabas.

Si por el contrario eres millennial, tendrás un amplio número de empresas en tu currículum. Tu vida laboral habrá estado marcada por la incertidumbre. Estarás acostumbrado a cambiar de trabajo con frecuencia, a salarios no demasiado elevados, a hacer malabares para llegar a fin de mes…

A raíz de la crisis de 2007 el mundo laboral ha cambiado y la incertidumbre es una constante de nuestro día a día. Por lo que, tanto si eres millennial o generación X, te conviene tener un buen plan financiero adaptado al entorno laboral y económico actual. Que la incertidumbre forme parte de tu día o que tu situación laboral sea cambiante, no quiere decir que no puedas alcanzar una buena estabilidad financiera que te permita no solo llegar a fin de mes sino tener una buena economía para los próximos años.

Cómo mejorar tu economía

1.Ahorra. Simple pero efectivo. No gastes más de lo que ganas. Vivir por encima de tus posibilidades nunca es una buena opción. Cada vez que vayas a gastar dinero piensa antes si hay alguna forma de poder ahorrar algo. Siempre que se pueda, hazlo.

2.Controla cada euro que gastes. Esto es sencillo, en un Excel ve anotando todos los gastos e ingresos que tienes en un mes. Cuando veas por escrito todos los gastos fijos y variables que has tenido, seguro que se te ocurre cómo reducirlos. Solo con echar un vistazo detectarás qué gastos son realmente importantes y cuales prescindibles.

3.Invierte en tu futuro. No olvides que algún día tendrás que jubilarte, un plan de pensiones siempre es una buena idea. Intenta tener un plan B por si el plan A (pensiones públicas) falla. También puedes invertir en un negocio o en un curso o máster que a la larga te repercuta en mayores ingresos. Puedes destinar cada mes una pequeña cantidad a este fin. Si eres constante, tendrás una pequeña fortuna sin apenas esfuerzo.

4.Tu eres tu propia empresa. Gestiona tu vida y tu economía como si fuera una empresa. Si has obtenido un dinero extra no lo gastes en caprichos, guarda siempre una pequeña parte como reserva para imprevistos.

5.Negocia siempre. Con la compañía del gas, con la de la luz, con tus seguros, el banco… una negociación anual con tus compañías te permitirá ahorrar una buena cantidad de dinero.

Cómo Oficinas YA mejora tu economía 

Reduce costes compartiendo espacio. Trabajar en un coworking te permite eliminar gastos como luz, internet, limpieza, agua, impresoras, secretaria… ya que el propio coworking se hace cargo de gestionar estos servicios.

Gasta solo lo que necesites. Según el punto en el que se encuentre tu negocio, puedes pasar de una oficina virtual a un despacho privado o a la inversa, siempre que sea necesario.

Ahorra tiempo. Puedes elegir el coworking más cercano a tu casa y así ahorrar tiempo. Podrás ir a trabajar en bicicleta y rebajar gasto de coche o carburantes.

Más info en www.oficinasya.es o en el 91 829 85 00

Puedes contactarnos usando WhatsApp. Estaremos encantados de atenderte.
Powered by
×
¿Quieres que te llamemos?