Con internet tenemos el mundo a un solo click, cualquier cosa que necesitemos lo tenemos en un segundo, un viaje, un nuevo producto… Con información ilimitada, nos resulta muy sencillo comparar productos, ver opiniones y conocer con todo lujo de detalles casi cualquier cosa que nos interese. Esto hace que para las empresas sea de vital importancia poner toda su atención en mantener la lealtad de sus clientes. Fidelizarles.

Un cliente fiel se traduce en beneficios, un buen boca a boca y más potenciales clientes, además de una opinión completamente sincera acerca de nuestro producto. ¿Quién mejor que nuestros clientes más leales para darnos una opinión objetiva sobre qué mejoras podemos ofrecer?

Claves para mantener la lealtad de tus clientes

1.Sinceridad ante todo. En los negocios al igual que en la vida, hay que ser honesto. Muestra tu producto tal cual es, sin artificios ni prometiendo algo que no podrás cumplir. De esta forma el cliente que compre tu producto sabrá exactamente lo que está comprando y sus expectativas quedarán satisfechas. Se lo más transparente posible.

2.Cree en tu producto. Si realmente crees en ello, tus clientes también lo harán. El entusiasmo se transmite y se siente. Si tienes que vender un producto que no te termina de convencer, focaliza tu atención en la parte del producto que sí te parece buena y a la hora de vender céntrate en esa parte.

3.Simplifica. Esto es básico. Cuando quieras transmitir un mensaje o comunicarte con tus clientes, Simplifica. Si puedes utilizar dos frases no utilices cuatro, si puedes usar una imagen, no uses una frase. Cuantos más elementos innecesarios utilices, más fácilmente se perderá la atención del cliente. Haz que se centre exclusivamente en tu producto. Sin ruidos, ni elementos externos que no aporten nada.

4.Humaniza tu producto. Si consigues que tus clientes conecten con tus productos, los habrás ganado. Consigue que en su mente asocien tu producto a bien estar, a una sensación que les agrade, a un momento de felicidad… intenta que cojan cariño a tu producto. Si logras esto, tendrás clientes fieles para siempre. Ejemplo de negocio que sabe conectar con sus clientes. Starbucks. La decoración de sus establecimientos, el aroma al entrar, la atención cuidadosa de sus baristas… todo unido te da una sensación de paz y confort que hace que desees volver.

5.Escucha a tus clientes. Esto parece fácil pero no lo es. A veces no es sencillo escuchar opiniones negativas acerca de nosotros o nuestros productos. Pero te damos un consejo. Si quieres avanzar y mejorar de verdad, sal de tu zona de confort y enfréntate a la realidad. Escucharás opiniones buenas y malas pero en ambos casos serán constructivas y todo lo constructivo siempre es positivo.

“Ve con confianza en la dirección de tus sueños. Vive la vida que has imaginado” Henry David Thoreau.

×
Puedes contactarnos usando WhatsApp. Estaremos encantados de atenderte.
×
¿Quieres que te llamemos?