La mayor parte de nuestra vida la pasamos “haciendo números”, cuadrando nuestra economía. Desde niños que administramos nuestra paga, comenzamos a pensar en ahorrar y ese término nos acompañará el resto de nuestra vida.

Deberíamos ser muy buenos ahorrando ya que es algo que comenzamos a practicar desde niños; sin embargo e irónicamente, es algo que nos cuesta bastante hacer, sobre todo en la edad adulta cuando los gastos se multiplican y los ingresos apenas crecen.

Hoy vamos a centrarnos en los “autónomos” ese gran colectivo que sostiene el país con una buena dosis de esfuerzo y trabajo y que (casi) siempre se mantiene en la cuerda floja. Veamos cómo es la relación autónomos-ahorro.

Errores comunes

A la hora de ahorrar, los emprendedores (sobre todo los primerizos) y los autónomos en general, cometen una serie de errores que suelen repetirse como patrones de conducta.

  1. No suelen tener un colchón económico para hacer frente a los imprevistos que puedan surgir.
  2. Se aferran a sus negocios invirtiendo en exceso cuando ven que se están hundiendo, anteponiendo la salvación de su negocio a su vida personal.
  3. Suelen endeudarse en exceso pecando de optimistas (quizá por falta de experiencia).

Autónomos, ahorrar el posible

Una vez vistos los errores que más se repiten, vamos a ver qué formas tenemos de poder subsanar esos errores:

1.Mantener un fondo de emergencia.

Esto hay que hacerlo SIEMPRE. Tanto en tu vida profesional como personal. Destina cada mes una parte de las ganancias al fondo de emergencia. No es necesario que cada mes destines la misma cantidad pero sí que seas constante.

2.Elaborar un plan de ingresos y gastos REALISTA.

Es más, es preferible pecar un poco de pesimista.  Sabemos que tu idea de negocio es buena, que en tu mente se repite  “es una buena idea, nada va a ir mal” pero, como la vida (y el mercado) es impredecible, antes de endeudarte en exceso porque crees que tu idea es fantástica, se precavido y ve poco a poco.

3.Hazte un plan de pensiones.

Esto es básico, si eres autónomo, es más que recomendable tener un plan de pensiones desde el minuto uno.

4.Contrata a un asesor si es necesario.

Aunque al principio lo veas como un gasto, a corto-medio plazo será una inversión rentable ya que será alguien experto en la materia que además mire tu negocio de forma objetiva. Seguramente vea puntos fuertes y débiles donde tú no puedas verlos.

“Si añades poco a poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho”

Puedes contactarnos usando WhatsApp. Estaremos encantados de atenderte.
Powered by
×
¿Quieres que te llamemos?